La voz IP se consolida como una opción preferente de telefonía en las empresas

This post is also available in: Català (Catalán)

La voz IP se está consolidando como una opción preferente de telefonía en las empresas, ya que con los medios actuales es posible garantizar la calidad y nitidez de voz esperadas.

La voz IP se está consolidando como una opción preferente de telefonía en las empresas, ya que con los medios actuales es posible garantizar la calidad y nitidez de voz esperadas.

La voz IP es un servicio de telefonía que utiliza internet como canal de comunicación. El hecho de que esta tecnología sea relativamente nueva hace que algunas personas la vean aún como un sistema inseguro. Nada más lejos de la realidad.

“Al contrario de lo que pasaba años atrás, no hay limitación de números a la hora de hacer o recibir llamadas. Descuelgas y llamas a quien quieres, tengua o no teléfono IP”, nos comenta Sergi Pinto, experto en telefonía IP de la empresa Microblau Colt. “La acción a realizar es exactament igual que con los teléfonos de siempre: descuelgas, marcas y hablas”.

Una de las preocupaciones más habituales de los profesionales del sector és la calidad de las llamadas. En algunos casos, la voz suena distorsionada o hay cortes en la comunicación. Pero este no es un problema intrínseco de la voz IP, sino que es fruto de las limitaciones de la línea. Como explica Sergi, “si se reservan 100 kb por extensión, es decir, una parte determinada de la conexión a internet para la voz IP, y se aplica una compresión mínima dels paquetes de datos, la calidad puede ser incluso superior a la de las llamadas tradicionales”.

Sergi afirma que “la voz IP se está consolidando como una opción preferente de telefonía en las empresas, ya que con los medios actuales es posible garantizar la calidad y nitidez de voz esperadas”. Una garantía adicional es la priorización de los paquetes de voz para poder asegurar la estabilidad en las llamadas, sin dejar de lado el resto de servicios.

Otra gran preocupación para las empreses es la seguridad en las llamadas. En este aspecto, Sergi nos comenta que “este tema queda totalmente resuelto con la implementación de una red privada virtual (VPN), ya que tanto las llamadas como la navegación por internet quedan absolutamente protegidas”.

Donde el client no suele equivocarse es en el ahorro que supone cambiar a VoIP, donde “los precios por llamada están entre un 15 y un 40% por debajo del precio medio en territorio nacional y entre un 20 y un 60% en el caso de las internacionales. Además, las llamadas internas en empresas multisede pasan a ser gratuitas y la empresa se ahorra la compra, instalación y gestión de la centralita telefónica.”